martes, 9 de septiembre de 2014

La Familia



La Familia
Entendemos por familia al grupo primario del ser humano

Esto es así ya que la familia actúa como el primer grupo de personas con las cuales el ser 

humano que nace entra en contacto. La familia es el grupo responsable de cuidar y 

proteger al bebé pero también de integrarlo al mundo y de hacer que, a través de la 

enseñanza de prácticas, reglas y pautas de convivencia, pueda adaptarse exitosa mente a 

las necesidades de la sociedad.

Para algunos, su familia puede definirse por medio de la consanguinidad, habiendo en ella padre, madre, hermanos, primos, etc. Para otros, su familia pueden ser aquellas personas con las cuales tiene un vínculo de afinidad, como su pareja o un hijo adoptado. Otros van mucho más allá, consideran que su familia es su mascota.
Pero en general, todos concebimos en nuestra mente el término Familia, como aquel ente absolutamente importante y valioso en la vida de un ser humano, esa parte de nosotros que quisiéramos mantener para siempre bajo una cobertura de protección y permanencia.
Los seres humanos, somos inherente-mente sociales, necesitamos de nuestros semejantes para satisfacer cada una de nuestras necesidades fisiológicas, afectivas, de pertenencia, de seguridad y de evolución. Y, para cubrir muchísimas de estas necesidades, hemos contado con nuestra Familia.
Considero que en la Familia está el equilibrio psicoafectivo de toda persona. Es la Familia la que suple en nuestra infancia la carencia de conocimientos y la imposibilidad para enfrentar el mundo. Y si para muchos su familia no está conformada por las personas que estuvieron a su lado desde que nació, igualmente habrán personas relevantes a todo el núcleo social en el que se encuentre, que sean lo suficientemente importantes como para motivarlo a vivir.
Hay algo que debe quedar claro, y es que el conjunto de personas que mentalmente consideremos como parte de nuestro núcleo familiar, puede cambiar a medida que caminamos por la vida.
Una buena analogía que conocí hablando con un amigo sobre la familia, es la de las gallinas en su corral. Cuando las gallinas están dentro del corral, quieren salir y explorar el terreno exterior, mientras las que están fuera, lo que más anhelan es entrar.
En nuestra vida, particularmente pasa lo mismo. Las personas no nos conformamos a estar en nuestra casa, rodeados de nuestra familia… Nosotros queremos salir y relacionarnos con los demás, buscar aceptación social en otros roles y descubrir lo que nos ofrecen. Queremos en realidad, meternos a otro corral.
Nuestra familia nos afecta de una u otra forma, pero eres tú el que realmente define qué tipo de afecto puede darte.
Tu familia es importante en tu vida, en el grado que tú mismo lo delimites. Porque si para unos la familia es su más grande fuerza de motivación para cumplir sus sueños, para otros simplemente puede ser la barrera que los quiere limitar a vivir conforme a los paradigmas que quiera imponer una sociedad.
En tus manos está el poder para hacer de tu familia, un motivo más para vivir. Recuerda que eres tú mismo quien elige las personas que hagan parte de ese núcleo mental… Y más aún, eres túquien elige el impacto que cada una de esas personas tenga en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada